Pensamientos espirituales del Padre Pio
Pensamientos espirituales del Padre Pio
San Pio de Pietrelcina, nuestro Padre Pio!!
Santuario en Mar del Plata, Argentina
Pensamientos espirituales del Padre Pio
Estampas del Padre Pio
Mis aficiones
Curriculum vitae
Album de fotos
Curriculum vitae
Mis enlaces favoritos
Mis enlaces favoritos
Album de fotos nuevo
Mis aficiones nuevo
imagen
La humildad es verdad. La verdad es humildad.

* Una buena acción, cualquiera sea su causa, tiene por madre a la Providencia.

* La oración es la llave que abre el corazón.

* No lo olvidéis: el eje de la perfección es el amor. Quien esta centrado en el amor, vive en Dios, Porque Dios es Amor, como lo dice el Apóstol.
*
* Sin obediencia no hay virtud; sin virtud no hay bien. Sin bien no hay amor. Sin amor no hay Dios. Y sin Dios no hay Paraíso.

El madero no os aplastara; si alguna vez vaciláis bajo su peso, su poder os volverá a enderezar".

* En la vida del espíritu, cuando mas corre uno, menos se sofoca; como preludio de la paz eterna, el jubilo duplica el ardor del fuerte tanto como su ascesis lo hace desarrollarse.


* El don sagrado de la oración esta a la derecha del Verbo, nuestro Salvador; en la medida en que vaciéis vuestro Yo de si mismo - es decir, del apego a los sentidos y a vuestra propia voluntad - , echando raíces en la santa humildad, el Señor hablara a vuestro corazón.

* Practicad con perseverancia la meditación a pequeños pasos, hasta que tengáis piernas fuertes, o mas bien alas. Tal como el huevo puesto en la colmena se transforma, a su debido tiempo, en una abeja, industriosa obrera de la miel.

* El corazón de nuestro divino Maestro no conoce mas que la ley del amor, la dulzura y la humildad. Poned vuestra confianza en la divina bondad de Dios, y estad seguros de que la tierra y el cielo fallaran antes que la protección de vuestro Salvador.

* Caminad sencillamente por la senda del Señor, no os torturéis el espíritu. Debéis detestar vuestros pecados, pero con una serena seguridad, no con una punzante inquietud.

* Permaneced como la Virgen, al pie de la Cruz, y seréis consolados. Ni siquiera allí María se sentía abandonada. Por el contrario, su Hijo la amo aun mas por sus sufrimientos.

ALGUNOS FRAGMENTOS DE CARTAS

(ANTERIORES A 1924)

Os suplico en nombre de Cristo, que no os dejéis ganar por la tibieza para el bien, y que os atengáis a mis sugestiones: por amor de Dios, no dejéis inactivas las Gracias, derramadas en abundancia sobre vosotros por los sacramentos. Adelantad en la caridad, dilatad vuestros corazones, llenos de confianza en el Espíritu Santo, inspirador liberalismo.

Algo hemos sembrado ya, pero no lo bastante si deseamos poder frotarnos las manos cuando llegue la cosecha.

*

- Que es el amor de Dios? Antes de contestar, sepamos distinguir el amor "en sustancia" y el amor "en accidente", subdivididos en accidentes de los sentidos y accidentes del espíritu.

En sustancia, el amor de Dios es una ofrenda de nuestra voluntad a Dios, quien la coloca por encima de todo, en razón de su bondad infinita. - Y esto viene acompañado de efusiones? Entonces es todo una gama de arrobamiento, lo que yo llamo "accidente" espirituales o sensitivos. Yo no daría mucho por el alma que se entusiasma con estos, descuidando la devoción en sustancias.

Frente a esta situación, Nuestro Señor, en cuanto considera nuestra alma lo bastante viril, lo bastante entregada a su servicio, se apresuran quitarles las dulzuras de antaño. Llega hasta quitarle la facultad de orar, de meditar, es el abismo en las tinieblas y la aridez.

Esta mudanza aterra: - Que gran delito habrá cometido el alma, para atraer sobre si tal desdicha!. Escudriña su conciencia, pasa por tamiz sus mas insignificantes actos, y al no descubrir nada que justifique su infortunio, saca en conclusión que ha sido abandonada.

- Que error! Lo que el alma toma por abandono es un favor insigne. Es la transacción de lo inteligible a la duración contemplativa, a la que uno no llega sino purificado. - Si el hombre pudiera comprender que su imposibilidad de fijar su imaginación en un punto determinado se debe al retiro de la luz sobrenatural!. Pero pronto una nueva luz anima la meditación y la vuelve eficaz. - Ah, si el alma pudiera saber que Dios, al apartarse, infunde al mismo tiempo una mas pura claridad en el intelecto, la claridad que la hace mas apta a las cosas divinas, por encima de lo discursivo, en la visión directa, y absolutamente exquisita, delicada, inefable. Se me objetara si esa luz es a tal punto mejor, el alma debería, con sus poderes multiplicados, captar su objeto. Pero no vamos tan rápido. Los que con gusto se alimentan con comidas ordinarias, simularan disgusto cuando le ofrezcáis manjares mas refinados. Igualmente, para apreciar el estado de oración, hay que haber roto todo lazo.- Dios mío! En esta oscuridad veo una irradiación. Recordadlo, el amor de Dios nunca se sacia.

*

Por los golpes reiterados de su martillo, el Artista divino talla las piedras que servirán para construir el Edificio Eterno.

Puede decirse con toda justicia que cada alma destinada ala gloria eterna es una de esas piedras indispensables. Cuando un constructor quiere levantar una casa, debe ante todo limpiar y nivelar el terreno; el Padre celestial procede de igual manera con el alma elegida que, desde toda la eternidad a sido concebida para el fin que El se propone; por eso tiene que emplear el martillo y el cincel. Esos golpes de cincel son las sombras, los miedos, las tentaciones, las penas, los temores espirituales y tambien las enfermedades corporales. Dad pues, gracias al Padre celestial por todo lo que impone a vuestra alma. Abandonaos al El totalmente. Os trata como trato Jesús en el Calvario.

Es mediante una sumisión completa y ciega que os sentiréis guiado en medio de las sombras, las perplejidades y las luchas de la vida."El hombre obediente cantara victoria", nos dice la escritura. Si Jesús se manifiesta a vosotros, dadle tambien las gracias; si se oculta a vuestra vista, dadle tambien las gracias. Todo esto compone el yugo del amor.

No escuchéis lo que os dice vuestra imaginación. Por ejemplo, que la vida que lleváis es incapaz de guiaros al bien. La gracia de Jesús vela y os hará obrar para ese bien. Estad seguros que cuanto mas ama a Dios un alma, menos le siente. La cosa parece extraña e imposible, si se la considera desde el punto de la criatura caída, pero en el reino del amor todo es diferente.





*

Sed siempre humildes y amantes ante Dios y los hombres, porque Dios habla a los que conservan realmente el corazón humilde en su presencia, a fin de enriquecerlos con sus dones.

Sed vigilantes cuando meditéis, generalmente los que se entregan a la meditación, lo hacen con una especie de arrogancia, tan ansiosos están por encontrar el sujeto susceptible de consolar su espíritu, y esto es suficiente para impedirles encontrar lo que busca.

Si vuestro espíritu no se concentra, vuestro corazón esta vacío de amor. Cuando se busca sea lo que sea con avidez y prisa, puede uno tocar cientos de veces el objeto sin ni siquiera darse cuenta. La ansiedad vana e inútil os fatigara espiritualmente, y vuestro espíritu no podrá dominar su sujeto. Hay que liberarse de toda ansiedad, porque ella es la peor enemiga de la devoción sincera y autentica. Y esto principalmente cuando se ora. Recordad que la gracia y el gusto de la oración no proviene de la tierra sino del cielo y que es en vano utilizar una fuerza que solo podría perjudicaros.

Esforzaos por orar, pero con la humildad y la sinceridad; abrid vuestro corazón cara a los cielos para que descienda sobre El el rocío benéfico.
Contactanos!!
Llevemos la Luz de Cristo!! Pidenos por tu intencion!!